Era sábado en uno de los festejos del día del amigo, mientras cortaba en juliana un poco de zanahoria y mi amiga Carlita cocinaba fajitas, bailábamos al son de la nueva canción de Jimena Barón moviendo caderas entre mates y verduras. La canción sonaba un poco así para las que nunca la escucharon.

 

“Vuelvo a ser la tonta que se amolda a tu rutina,

la que te espera mientras te cocina,

que se pone contenta si te ve,

y sino también.

 

Y sin querer todo lo que juré no volver a ser,

lo vuelvo y lo repito una y otra vez,

pedazos de ilusión que rescaté vuelvo a romper.

 

Vuelvo a ser la tonta,

vuelvo a ser la tonta.

Vuelvo a ser la tonta”

 

Pasaron un par de días y estoy caminando con Felipe, en mi cabeza mi tarareo sigue “Vuelvo a ser la tonta, ¡vuelvo a ser la tonta” y de repente el cachetazo cósmico me dice “NO LO DIGAS MAS!” (lo visualizo como Kerry Washington porque es sexy, badass Woman y porque se viste bien!)kerry-washington-dont-do-it-again

Aquí les explico: durante muchos años trabaje más disciplinas de las que pueda nombrar y en muchos de mis últimos maestros estuvo a la repetición en el discurso que las palabras generan nuestro universo, son las que moldean nuestro destino. Aún recuerdo cuando la médica unicista escuchando activamente mi relato, me marcaba como nos Auto-decretamos cosas con solo repetirlas sin pensarlas. La parte de mí que sabe eso, fue la que me frenó esta mañana en plena caminata porque ella sabe que repetirlo no hace más que me lo crea, aun cuando sea una canción.

Ayer Domingo, leyendo el diario como todas las semanas me encontré con una nota de Nicolás Artusi donde hablaba de los libros de autoayuda, y como iba rotando la concepción de buscar afuera, “piensa y hazte rico”, al concepto de hacerse CARGO y buscar ser la mejor versión de nosotros mismos. Esto se replicó al área de la decoración y mostraba un ejemplo de una marca que ayuda a que busques “tu propia casa”, la más alineada a quien sos.

Esto me resonó muchísimo y cerró este concepto que quería escribirles hoy, por ello quería dejarles un párrafo:

 

“Estamos en la época de la decoración de superación personal. Y la publicación del libro Conquistá tu casa es un pequeño fenómeno: con la promesa de cambiar para siempre la manera de decorar, habitar y disfrutar del hogar, tiene la fórmula editorial de un juego participativo en el que al lector se lo invita a despojarse de cachivaches o a darle a sus objetos fetiche el lugar que se merecen ya no para lograr una casa decorada para una revista sino para conseguir algo más importante: la mejor versión de uno mismo.”

 

La casa que tenemos esta vida es este cuerpo, es nuestra mente y quizá estaría bueno que decoremos con palabras que nos permitan ser más auténticos con nosotros mismos y por sobre todo más posibilitantes con nuestros deseos.

Así que, me encanta LA TONTA, pero por ahora buscare alguna que tenga una letra que pueda repetir sin parar.

Good Day para todos!

C.V