Por: Girl in search. / 

¿Nunca tienen esos días que pese a que llegan de su trabajo, cansados, exhaustos, aun habiendo hecho todo lo posible por rendir al máximo, llegar al médico en horario, ir al súper, y navegar vagamente por todas las redes sociales existentes no es suficiente para tapar el vacio?

Y ahí estamos, solos con nuestra existencia.

Esos momentos donde nos sentimos un puntito tan chico del universo pidiendo a gritos que alguien desde el más allá o el mismísimo principito venga a rescatarnos. Vagando por nuestra mente, intentando no hacer consciente lo inconsciente que evidencia que algo está sucediendo y no es de nuestro agrado. Lo tapo, lo tapo… hago que limpio, que preparo la cena, y hasta prendo la tele para no escucharlo. Pero ahí está, sabiendo hacerme sentir de todas las maneras posibles. 14 maneras posibles para describir lo que me sucede.

 

No son muchas las veces que me presento ante mi misma en esta fase “recalculando” de mi día, pero a veces sucede. Y no está de mal citar al “Si sucede, conviene”. ¿Conviene analizar qué es lo que me sucede? Me volvería loca. ¿Aceptar lo que me pasa sin intermediarios? Eso me parece mejor.

 

Y así descubrí esta manera de sobrellevar lo que me pasa en “esos días”. No es una fórmula mágica como la de Coca Coca, ni necesita mucho tiempo. Sencillamente escribo todas las palabras que se me pasan por la mente, intento que todas sean negativas, bien duras, sacar eso peor de mi que no me permite respirar…

No hago excepciones, lo que viene lo escribo.

  1. Ahogo
    2.   Encierro
    3.   Angustia
    4.   Soledad
    5.   Pared
    6.   Necesidad
    7.   Tristeza
    8.   Corte
    9.   Interrupción
    10.   Enojo
    11.   Rabia
    12.   Injusticia
    13.   Desamor
    14.   Perdida de ilusión

Y cuando llego a la palabra que considero es la última porque estoy VACIA de sentimientos, escribo todas las palabras de cómo me gustaría sentirme en ese momento (intento que no sean menos que las 14 malas que escribí):

  1. Amada
    2.    Feliz
    3.    Plena
    4.    Completa
    5.    Sabia
    6.    Empática
    7.    Chistosa
    8.    Linda
    9.    Atractiva
    10.  Sencilla
    11.   Inteligente
    12.   Limpia
    13.   Desinteresada
    14.  Brillante
    15. Contenta

Y aunque no lo crean. Me cambia la cara. Me cambia el semblante. Me vuelvo más linda, más completa, más sabia, más limpia y con mucho brillo en mis ojos.

A veces no se trata de buscar que solo nos sucedan cosas bonitas, sino que las que no son tan bonitas, y no se arreglan “tan fácil”, puedan variar con un simple acto.

Este es el mío y espero que tanto como a mí, te ayude en esos momentos donde ves todo gris. Porque al fin y al cabo, después de cada lluvia, en algún momento sale el sol.