Estoy sentada en mi hogar. Tengo la música adecuada al momento. Miro el resplandor de la media mañana reflejarse en mis plantas.

 

Agradezco y sonrío.

 

Mucho paso para poder considerar al lugar donde vivo un hogar, nada se sentía en completa resonancia. Hoy me veo sonriendo al escribir, después de tomarme el tiempo de mis jugos verdes, de mi mate especial con hierbas, de mis tostadas con avena huevo y especias…

Pienso.

 

Cuanto tiempo lleva todo esto…

De hecho, AMARSE lleva tiempo. Hoy LUNA LLENA EN CANCER, justamente, me siento en mi hogar, como en mi casa. No solo la física sino en la espiritual tambien. Diferente a la sensación de hogar vieja que tenía, una versión más calma, más auténtica, más MIA.

Te invito a que esta Luna Llena y esta época tan movilizante de fiestas, te preguntes ¿que podes hacer para sentirte en tu HOGAR? ¿que sensación de hogar nuevo, de rutina cambiada, estas experimentando en estos Dias?

El camino a sentirnos bien, que de hecho es todo lo que buscamos en la vida, no es 100% perfecto y lindo, pero con pasos pequeños, certeros, repasando de tus aprendizajes, es posible llegar a un sábado, mirar el sol, escuchar la música que suena y sentirte plena. Nada exterior lo paga.

 

FELIZ LUNA LLENA EN CANCER.