lucircularDigamos que cuando encontramos tu blog, entendimos que podía haber gente en Argentina que tenga las mismas ideas que nosotras… que era posible emprender en un marco creativo, que no era necesario que todos trabajemos en relación de dependencia!

Creadora de Conejo Blanco Estudio, Luciana Albornoz es Relacionista Pública y especialista en Gestión de ciudades culturales y emprendimientos creativos. (uauuuuu!!!) Encontró aquello que la hace feliz, y le permite ganar dinero. Si quieren saber cómo lo logró, no dejen de leer nuestra nota.

 

Hola Lu! Qué lindo poder entrevistarte en esta oportunidad. Me gustaría que cuentes como fue que llegaste a la creación de conejo blanco y de pasar de la vida de trabajo en relación de dependencia a emprendedora full time.

Bueno, para crear Conejo Blanco transité un camino bien largo y confuso.

Básicamente lo que hice fue transformar toda la información que tenía en algo positivo. Que me hiciera bien a mí y a todos los demás. Repasé todo lo que había hecho hasta aquel entonces, me di cuenta que lo que más me había gustado hacer hasta ese momento era emprender. Ya había tenido otros proyectos que habían funcionado pero por una cosa u otra los abandonaba.

También, me propuse revalorizar mi título (estudie Relaciones Públicas). Si bien me recibí con honores y  la mar en coche, yo sabía que  no iba a poder desarrollarme en una gran empresa. Fui a miles de entrevistas de trabajo, sabía que tenía todas las posibilidades de trabajar en los “mejores lugares” pero la intuición me decía que no encajaba ahí, que mi trabajo era otra cosa.

Fue como sí un día, todas las piezas encajaron para dar forma a mi nuevo empleo.

Cuando me decidí por esto, tuve más claridad para tomar decisiones y tenía un entusiasmo que nunca antes había tenido. Enseguida me armé el blog, llegaron los primeros clientes, la confianza, el boca en boca y el hoy, que es crecer, reinventarse, encontrar nuevos desafíos.

La creación de todo esto se debe a haber transitado un camino de mucha confusión y angustia, que me permitió aprender, conocer nuevas personas y encontrarme en el momento de hacerlo. Creo que me paso el tren, y yo me aventuré. 😉

 

Ahora si contanos en profundidad que haces en Conejo Blanco y como ayudas a las emprendedoras a llevar adelante sus proyectos.

 A mí me gusta definirme como compañera de trabajo más que asesora. Si bien soy una guía para varios proyectos, a fin de cuentas con todos tengo excelente relación y me hacen parte de sus decisiones, convicciones y sueños. Soy su compañera, es como un trabajo común.

Trabajamos con encuentros semanales presenciales o virtuales. Preparo material adaptado a la idea y después avanzamos según la necesidad y tiempo que tenga cada uno. Los temas sobre los que trabajamos son de lo más diversos, van más que nada sobre comunicación, redes sociales, marketing, armado de proyectos, planificación, utilización de herramientas digitales, precios y costos, puntos de venta, entre otros.

En algunos casos, una vez que está todo viento en popa, me delegan algunas tareas como pueden ser armado de newsletter, planificación en redes sociales y comunicación, desarrollo de contactos con espacios de difusión y en lo que pueda ayudar, ¡encantada!

Trabajo con pequeños emprendimientos y profesionales independientes. Hago una entrevista previa sin costo para conocer el proyecto, expectativas y pasa saber si estoy a la altura de lo que necesitan.

 

Creo firmemente que uno atrae lo que uno realmente desea” decías en una de las entrevistas que te hicieron. ¿Cómo te conectas con aquello que deseas?

Desde mi experiencia, puedo decir que desde que me propuse traer mis miedos a la luz y transformar la angustia en motor de cambio productivo, todo lo que desee fue sucediendo.  También cosas que no son tan agradables me pasaron, pero viéndolo en perspectiva han sucedido para mejor.

Mi mamá siempre dice: ‘Pide y te será concedido’, y bueno es más o menos lo mismo…. Uno se propone algo y si realmente lo desea, uno va por ello, se mueve, trabaja, y sucede. Es así el universo, nose bien cómo pero así funciona.

 

1

 

¿Cómo sueles tomarte los fracasos o crisis cuando algo no va de acuerdo a lo esperado y que herramienta consideras que es la que más te ayuda en esos casos para cuando deseas capitalizar errores’?

Antes me los tomaba a mal, la pasaba feo. Era mega exigente conmigo, si no lograba lo que quería me bajoneaba mucho.

Pero hoy, mirando las cosas con distancia me hace pensar que el fracaso es un gran capital para la vida. En nuestra sociedad, si no hacés las cosas en función del “éxito” preestablecido, la podes pasar muy mal.

Con el tiempo entendí, que el éxito tiene tantas posibilidades en tanto personas existan.

Me propuse ser sincera conmigo misma y pensar mi propio éxito.  Entonces, ahora que todo lo que hago es en función de mi éxito, las cosas fluyen…  Si fracaso, es un aprendizaje, es lo que tiene que pasar para que yo alcance lo que deseo y así sucesivamente.

Si miro para atrás entiendo que todos mis fracasos y crisis me trajeron hasta acá. Sin ellos no sería nada. Los amo, los repienso y vuelvo a aprender. Fracasar está muy mal visto en nuestra cultura. Es como si hubiera un montón de casilleros que ir completando para tener éxito en la sociedad. Primer estudiar, recibirte, trabajar de lo que estudiaste, a los 30  ya ir concretando con tu pareja, casarte, hijos… bla. Si bien esto va cambiando, lo cierto que las personas que eligen otra cosa para sus vidas, son puestas bajo la lupa.

En fin, ante el fracaso o crisis en puerta, capaz me bajoneo un poco pero no me dura mucho. El fracaso, en mi caso, es un gran empujón para seguir intentando por otro camino, aprendiendo y agradeciendo.

 Si fracaso, es un aprendizaje,

es lo que tiene que pasar

para que yo alcance lo que deseo

y así sucesivamente.

 

¿Te consideras espiritual o tienes alguna práctica que realices para conectarte con ese “algo más” que existe en nosotros?

Sí, hoy por hoy me considero una persona espiritual pero bueno los que me conocen  desde hace mucho saben que durante años fui una escéptica total.

He hecho varias cosas para tratar de entenderme y conectar. Al fin de cuentas, lo que yo creo es que ese “algo más” es conocerse y escucharse a uno mismo, para luego amarse y amar a los demás. Suena re simple, cabe en una oración, lo profesan todas las religiones, pero lo cierto es  que casi nadie lo practica.

Creo en la divinidad como un todo, algo que nos atraviesa a todos los seres y no como algo estático o externo.

Capaz sueno muy abstracta, pero si todos nos lleváramos bien con nosotros mismos viviríamos en un mundo mucho mejor. La felicidad está en uno, es así de fácil.

Para llegar a estas deducciones practique reiki, yoga, sigo de cerca la filosofía budista y más que nada confío en mí.

 

Si tuvieras que delinearnos 5 hábitos que consideres son fundamentales a la hora de ser emprendedora, ¿cuáles elegirías?

Acá mis 5 recomendados para volverlos hábitos en la vida emprendedora.

  1. Amar lo que se hace.

Es la base de todo emprendimiento.  Valorar la idea y saber que uno ofrece algo que fue elaborado desde el amor, la convicción y los deseos más sinceros. Esto hace a la diferencia.

  1. Tener confianza.

Ser fiel a las convicciones y creer en uno mismo. Muchos tienen ideas geniales o son excelentes profesionales, pero ¡no se la creen ni un poco! Esto lo digo porque a mí siempre me paso, tenía un poder de autoboicot muy grande. Y de esto no te saca ningún título, experiencia o posgrado.  ¿Si vos no confías en vos mismo, pues entonces quién va a confiar en ti? 😉

  1. ¡Hacer!

Esta es la parte más divertida de todo, poner las cosas a andar… que es un poco a lo que me dedico. Un vez que uno encuentra lo que le gusta y se tiene una fe ciega, debe ser capaz de poner a andar todo esto  y que no quede en el plano del idilio.

  1. Prueba y error. El aprendizaje.

Si bien en la vida emprendedora hay muchas cosas para hacer, siempre digo que es como todo: prueba y error/ éxito. No hay recetas mágicas en este terreno. Uno debe tener la capacidad poner algo en práctica y poder evaluarlo según objetivos e indicadores previamente definidos, y si falla (¡obvio!) que va de nuevo. Aprendemos y seguimos.

  1. Ser constante y agradecido.

Pues bien, este hábito es el más difícil de lograr, porque hay veces que es más fácil pedir un trabajo o simplemente abandonar, antes que repensar las cosas, volver a apostar… 

Estadísticamente la mayoría de los pequeños emprendimientos no duran más de dos años, por eso creo que el mayor desafío es tener constancia. Levantarse todos los días y agradecer por qué hacemos lo que nos gusta y el universo conspira a nuestro favor.

HABITOS

¿Qué te dejo el ser una chica de pueblo, a diferencia de haber nacido en una gran ciudad?

 Te da como otra manera de ver las cosas y de vincularte con los demás. Creo que más que nada, me dio libertad e historias que en las grandes ciudades es muy difícil que sucedan.

Por otro lado, tengo como un sentido de comunidad y valores que yo entiendo me viene por ser de un pueblo chico, aunque hay gente que vive en estos mismos lugares y nada que ver. Es como cada uno ve y siente las cosas.

La magia del pueblo es hacer todos los trámites en un día, cruzarte con conocidos, que te fíen, que es más fácil casi todo (alquilar, llegar a un lugar, poner un local, tener una huerta), es el punto de encuentro con los amigos eternos, con la familia…. ¡Casi que te dan ganas de volver!

A mí crecer en un lugar tan chico, me dio la posibilidad de estar en contacto con la naturaleza todo el tiempo, de jugar con lo que hay y  aprovechar la imaginación al máximo nivel. Y creo que eso me define, yo siempre hago con lo que tengo, dejo la vida volar y me la paso jugando como una nena (sin dejar de ser profesional) =)

 

¿Qué sueño tenes para el mundo de tus hijos?

¡Qué pedazo de pregunta! Jajaja…

Sueño un mundo más tolerante,  con conciencia ecológica, un planeta feminista y menos capitalista. Un lugar donde a nadie le falte amor. ¿Será mucho pedir? Jijiji es que yo si sueño, sueño a lo grande. Y más allá de ser un sueño, son convicciones personales que trato de profesar día a día.

 

 Si tuvieras que elegir algo para  compartir con nuestra comunidad que les ayude mejorar algún aspecto de su vida, dada tu experiencia. Que granito de arena nos aportarías? 

Bueno hay muchas cosas que uno puede hacer para estar bien, un poco algunas fui enumerando a lo largo de la entrevista, pero hago el repaso de mis máximas de la vida y ¡ojalá que les sirva!

  1. ¡Amarse a uno mismo! Vamos con esta que es la base de todo y después avantti con todo lo demás.
  2. Amar y perdonar. Recibir amor.
  3. Mantener la serenidad al momento de tomar decisiones importantes.
  4. Hacer terapia.
  5. Practicar yoga y meditación.
  6. Rodearse de personas (¡de las lindas y buena onda!) y conocer gente nueva.
  7. Viajar, leer y mirar pelis. (Este verano junte caracoles en el mar, la pase súper. Leí un libro de Claudio Naranjo:”La revolución que esperábamos”, resume todo lo que pienso y lo mega recomiendo. La última peli que vi fue Boyhood ¡Mírenla, es muy hermosa!)
  8. Escuchar a los Beatles.
  9. Inspirarse con los grandes de la historia. Marie Curie, es una de mis favoritas.
  10. Disfrutar y agradecer de todo lo que tenemos.

 

gracias Lu por compartir este pedacito de vos, pero sobre todo por inspirar a nuestras mujeres a ir por sus miedos y enfrentarlos!

 

Ph. Juan Andres  Veiga / juan_veiga_@hotmail.com.

Web: http://www.conejoblancoestudio.blogspot.com
Facebook:  http://www.facebook.com/conejoblancoestudio
Twitter:  @lulistardust