3

Los chicos de Proyecto Persiana comparten arte mediante intervenciones en las calles de Buenos Aires. Sus cuatro integrantes nos cuentan un poco quienes son y de qué se trata este hermoso proyecto. La encargada de hablar es Mili, y sus palabras nos abren el corazón del equipo.

 

 

Ante todo quisiera saber quiénes componen este hermoso Proyecto Persiana y cómo fue que se unieron para esta iniciativa.

Somos parte de proyecto persiana: Santiago Cavanagh, Milagros Avellaneda, Lucía Arrocha y Juan Ridolfi.

 

¿Cuál es la realidad de cada uno de los integrantes, aparte de dedicarse al proyecto persiana?

Santiago Cavanagh (30) es emprendedor  Lic. en Economía Empresarial, y el creador de este proyecto tan lindo. Está en Hatch, una comunidad que busca generar negocios de impacto positivo a través de la generación de contenidos (charlas, actividades, otros).

Milagros (24): Es Lic. En Comunicación. Actualmente es responsable de la campaña de comunicación #QuéMaestro de Proyecto Educar 2050 (ONG de educación) y es coreógrafa en una escuela de comedia musical.

Lucía (24): Lic. en Comunicación, amante de la música, cantante y en Agosto formará parte de Jóvenes Profesionales de Quilmes.

Juan (20): El más joven del grupo, pintando persianas se sumó a nuestro equipo. Es estudiante de diseño industrial en la UBA. Gran artista.

Los cuatro somos muy apasionados con lo que hacemos. Inquietos, creativos, buscamos complementarnos para lograr una movida interdisciplinaria.

2

¿Cómo deciden qué lugar intervenir y con qué tipo de arte lo hacen?

Comenzamos en el Barrio San Nicolás en la calle Libertad (entre Rivadavia y Corrientes), terminada esta arrancamos por su paralela, Talcahuano y así seguiremos hasta Callao. Nos encantaría intervenir todo Buenos Aires, sobre todo los barrios vulnerables. Este año realizamos una intervención en la Villa 31, estuvo muy lindo y se afianzaron los lazos con los artistas que forman parte de nuestra querida comunidad de Proyecto Persiana.
Leímos que potencian el trabajo a partir de ayuda de empresas por ejemplo. ¿Contanos como puede ayudar la sociedad en el proyecto?

La sociedad puede aportar:

Sumándose a nuestras redes sociales (la cantidad de likes para los sponsors es todo)

Sumándose como artista en las distintas ediciones

Sumándose como voluntarios para darle una mano a los artistas o bien para la organización del evento

1Aportando económicamente (nunca sucedió tal cosa)
¿Qué visión y emoción aportan  dos mujeres en el trabajo de equipo?

Soy partidaria que las mujeres tenemos una sensibilidad distinta a la de los hombres. Vemos más allá que la técnica. Lu y yo no nos fijamos si “pinta bien”, nos fijamos qué historia cuentan, qué transmiten. Si pintás como los dioses pero me hacés un mural de una enfermera “sexy”…. Y…. jaja

Hablando de historia, leíamos en una nota donde decían “El arte es una poderosa arma de transformación” creen que el arte puede volverse una herramienta potente?

Esta pregunta da para varios cafés. Las aristas que se me ocurren ahora son las siguientes:

Por un lado provoca una transformación estética: El gris de las calles toma color, asombra, sorprende y hace agradable lo que podía llegar a ser una tediosa caminata. Es un museo al aire libre, gratis, pintado por flor de artistas

Por otro lado revaloriza el arte urbano: Ya no es más “graffiti sucio”, “vandalismo”. El arte urbano pasa a ser el protagonista y por ende también se revaloriza el rol del artista

En por ultimo genera una oportunidad: A partir de las ediciones de PP, varias personas nos encargaron distintos murales, persianas de otros comercios. El artista tiene la oportunidad de tener un trabajo muy bien remunerado a partir de esta movida social. Es una salida laboral.

En lo personal, a mí el arte me mueve y me conmueve. A la larga creemos que es una herramienta de transformación social.

 

¿Qué creen sobre la idea de vivir con un propósito o una misión, entendiéndolo como el punto de encuentro de fortalezas, pasión y poniéndolas al servicio de otro?

Creo que es la mejor forma de vivir, ¿no? Estoy en una etapa de mi vida que busco constantemente responder esa pregunta. Hoy mi misión es llevar mi arte a donde le sirva a otra persona. Hoy le sirve a mi ONG de Educación que a la vez le sirve a la educación en este país. Hoy les sirve a mis alumnas, hoy les sirve a Proyecto Persiana. Y a Mí me sirve. Me encanta cuando esto sucede. Ojalá nunca cambie. Estar al servicio de algo que no te gusta y sin poder usar todas tus fuerzas es angustiante.

 

¿Cuál es el desafío más grande que han tenido que enfrentar a la hora de llevar adelante el proyecto?

Yo creo que el factor económico. La falta de recursos. Pero la buena energía se contagia y siempre nos caen angelitos que donan aerosoles, gente copada, con muy buena voluntad.

Mi desafío personal más grande es cuando se me entrelazan todos mis laburos. Dicen que el que “mucho abarca poco aprieta”. Mi desafío es cómo sobrevivir sin tener que dejar una de mis facetas.

4

¿Creen que las nuevas generaciones están más abiertas a la experimentación de sus pasiones?

Yo creo que sí. Esta generación milleniana se viene con toda. Es más abierta, es más social, y no tiene miedo de hacer del arte su forma de vida. Tengo mucho optimismo para el futuro.

¿Alguna proyección para el futuro?

Una oficina con mucho color, paredes intervenidas, artistas con mucho crédito y oportunidades laborales, y una villa intervenida al 100% con arte.

 

Conoce más de Proyecto Persiana en este video.

VER VIDEO

Facebook de Proyecto Persiana