Agarrar el café, poner el agua a calentar, batirlo para que “quede espumoso”, elegir la leche que vamos a usar… con todo esto podemos armar un hermoso café con leche. Aun teniendo la nespresso elegimos la elección de café, llenamos la máquina de agua y apretamos el botón. No se nos ocurriría pensar que podríamos evitar el proceso de armado. ¿O si?

En la vida lo hacemos todo el tiempo: nos ponemos una meta, y en el poco tiempo ya estamos pensando porque no la conseguimos, o criticando el camino que nos lleva a lograrla. Lo veo mucho en las sesiones con las chicas y aun así en mi vida diaria, por eso pensé en escribir de esto mismo, de los procesos.

 

Sería ilógico pensar que los resultados que más infieren en nuestras vidas, no tienen un proceso profundo de trasfondo. Pensemos en la creatividad, esas ideas mágicas no surgen de la noche a la mañana, tienen un proceso de incubación, de recolección de datos, de relajo mental, de conectividad entre cosas dispares, y después de un tiempo cuando ambas están maceradas, pueden salir a la luz. Nada de eso sería posible sin un ambiente que nos estimule, sin acción y perseverancia y sin espacios de claridad mental.

 

Creo que la vida se parece demasiado al proceso creativo de ideas, de hecho, creo que es el más creativo que vivimos. Pero ¿que pasa? a mi entender el acelere de nuestros tiempos, no nos deja pensar que es necesario transitar todos los procesos fluidamente para poder saborear mejor nuestras metas. Es preciso que podamos ver los aprendizajes del camino, las veces que nos toca caernos por diferentes razones y armarnos un “diario de caídas” para aprender a buscar distintos caminos.

 

¿Que sería de la vida si ante el primer desafío nos quedáramos refunfuñando ante las cosas que nos salen de una manera diferente a la que buscábamos? No lograríamos nada. El otro día en sesión charlaba con una de las chicas que ante una experiencia desagradable con un cliente, había quedado tildada sin querer intentarlo de nuevo. Después de la sesión teníamos como 20 puntos nuevos sobre los cuales mejorar, cambiar, profundizar la manera de presupuestar sus trabajos y hasta con una definición de nicho más interesante que la inicialmente propuesta.

 

Todo nos sirve. Nos sirven esos amores de una noche, los desamores, las personas que nos ayudan a lograr lo que queremos, las palmadas de aliento, los comentarios juzgadores sin tacto, las malas formas, las personas que no nos valoran lo suficiente, los abrazos sin palabras y hasta las tristezas que nos dejan en cama sin poder activar por un tiempo. Resiliencia modo on y a internalizar lo aprendido. Los días son más ricos así, tienen más sabores para desentramar, y siempre existen nuevas metas que nos permiten soñar de nuevo.

 

Tomemos el caso de una técnica de creatividad que enseño a veces y traspasémosla a nuestra vida. La técnica SCAMPER sirve para pulir ideas, y yo se las voy a mostrar para pulir maneras de pensar.

 

S.C.A.M.P.E.R es una técnica de creatividad o de desarrollo de ideas creativas elaborada por Bob Eberle a mediados del siglo 20. Es una lista de chequeo donde se generan nuevas ideas al realizar acciones sobre una idea base. Es asi:

 

  • S = Sustituir
  • C = Combinar
  • A = Adaptar
  • M = Magnificar Modificar
  • P = Poner-le otros usos
  • E = Eliminar
  • R = Reorganizar

 

Entonces les propongo lo siguiente: cuando les pase algo dentro de algún proceso que les cueste asimilar háganse las preguntas que nos invita la técnica.

 

¿Puedo sustituir algo de lo que hice por otra cosa?

¿Puedo combinar algo para que la forma de actuar se enriquezca?

¿Si adapto alguna parte del proceso puedo mejorar mi resultado?

¿hay algún ítem o conducta, o proceso que pueda magnificar o modificar para que tenga más impacto?

¿Hay algo que pueda ser utilizado para otros usos, para otra cosa que no sea para la que estás pensando?

¿Puedo eliminar algo que estoy haciendo de una manera que no me ayuda?

¿Si reorganizo algo de todo lo que estoy haciendo puede ayudarme a pensar diferente, a actuar diferente o a cambiar el proceso?

 

Seamos creativos, usemos los procesos para crecer, para evolucionar, para ser mas resilientes y entender que TODO en nuestra vida, nos prepara para el futuro.

 

Espero te ayude.

C.